miércoles, 11 de octubre de 2017

Cyrano de Bergerac, un sueño llevado a las tablas



            ¡Hola perdid@s! En primer lugar, a todos los perdid@s que me seguís desde Zaragoza, ¡felices fiestas del Pilar!  Yo ya he empezado celebrarlas con la mejor de las opciones, el teatro, en esta ocasión con la obra programada por el Teatro Principal de Zaragoza en estas fiestas (hasta el día 15): Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand, bajo la dirección de Alberto Castrillo-Ferrer, de la mano de la compañía La nariz de Cyrano, estrenada hace unos meses en el festival de Almagro.


            Así, el pasado domingo pude disfrutar de esta maravilla de obra en el recién inaugurado patio de butacas del Teatro Principal, que tantos quebraderos de cabeza ha dado al mismo, sobre todo respecto a los plazos para su colocación.  Dejando al margen todo este asunto de las butacas, nos centraremos en la obra que nos ocupa; un texto conocido por la generalidad del público, que nos cuenta la bella historia de un perdedor, alguien que por la felicidad de su amada renuncia a la propia hasta su final.

Foto:  La nariz de Cyrano

            Con un acertado reparto, “de la tierra” en gran medida, como su director, encabezado por José Luis Gil (al que tenía muchas ganas de ver en directo, ya que en la última ocasión que estuvo en Zaragoza me fue imposible) como Cyrano, comienza nuestra historia con un verso rápido y sencillo, asequible para todo tipo de público (lo que debemos a la versificación en castellano de Carlota Pérez Reverte y el propio Alberto Castrillo-Ferrer); una historia donde el teatro muestra su máxima expresión, pues en ella, Cyrano (José Luis Gil), con una enorme nariz de la que no hay quien ose reírse (si no lo hacen de manera suficientemente brillante), utiliza a Christian (Álex Gadea) como nexo para poder comunicarse con su amada Roxana (Ana Ruiz), dando rienda suelta a sus sentimientos y viviendo el amor por vida y cuerpo de otro…


            Rocío Calvo y los aragoneses Ricardo Joven, Joaquín Murillo y Nacho Rubio completan este reparto, dando vida a la multitud de personajes que completan esta historia de amor, de sueños de un perdedor que vive su felicidad del mejor modo que puede.  Así, con un sencillo escenario donde la iluminación y la colaboración de los propios actores nos van trasladando al lugar de cada escena, se va desarrollando la acción, con cambios de indumentaria tan rápidos que no dejan que la misma pierda ritmo.  Una novedosa puesta en escena de un clásico inmortal, moderno entre los modernos, que nunca morirá, donde además de las enormes puestas en escena, encontramos interpretaciones musicales en directo (por la propia Ana Ruiz) y un enorme gusto por la belleza e integridad de la obra original, que manifiesta el sueño del director y de los actores de que un proyecto como éste viera la luz.


            Así, perdid@s, lo único que puedo deciros es que bajo ningún concepto os perdáis esta maravillosa historia, este sueño hecho realidad de la compañía, la de un perdedor que vive la felicidad a su manera.  Una bonita historia de amor, llana, con toques de vodevil y de drama, en un verso tan ágil que el espectador apenas nota el estar siguiendo la historia en verso durante algo más de dos horas.  Se encuentran hasta el día 15 en el Teatro Principal de Zaragoza, así que, perdid@s aragoneses, es una de las mejores opciones para celebrar las fiestas de nuestra patrona, absolutamente recomendada; y para los que no os encontréis en esta ciudad, estad atent@s a su web, que recogerá las fechas de gira, para que no os la perdáis, porque os aseguro que os encantará ¡palabra de perdida!


CYRANO DE BERGERAC
de Edmond Rostand
LA NARIZ DE CYRANO 
Puntuación  10/10

Texto.- Edmond Rostand
Versión.- Carlota Pérez Reverte y Alberto Castrillo-Ferrer 
Dirección.- Alberto Castrillo-Ferrer

Reparto:

José Luis Gil
Ana Ruiz
Álex Gadea
Nacho Rubio
Joaquín Murillo
Rocío Calvo
Ricardo Joven 

jueves, 5 de octubre de 2017

Zaragoza revelada, un recorrido fotográfico por la Zaragoza de “anteayer”



            ¡Hola perdid@s! Hoy me voy a permitir un pequeño capricho, una pequeña licencia. Con vuestro permiso, me voy a salir un poco de la temática habitual (sin dejar el ámbito cultural), pero la ocasión lo merece.  Voy a hablaros de la presentación de un libro, Zaragoza Revelada, editado por El Periódico de Aragón, en el que uno de los autores es el “perdido” que me acompaña en mis “andanzas teatreras”, por lo que las referencias al mismo están más que justificadas.  Un maravilloso volumen que recoge un recorrido fotográfico por la Zaragoza de nuestros antepasados, con fotos inéditas, procedentes de archivos, en su mayoría privados, acompañadas de una explicación sobre la misma y la historia que la rodea; como dicen los autores,  el “anteayer fotográfico de una ciudad perdida y añorada”.

Representación de autores junto con el director de El Periódico de Aragón, Jaime Armengol


                En un salón de actos del Museo Pablo Gargallo lleno hasta la bandera (mucha gente se quedó fuera porque el aforo estaba completo), y tras un pequeño audiovisual introductorio, una representación de los autores comenzaron a presentarnos su obra.  Desde su nacimiento, en el grupo de Facebook de Fotos Antiguas de Zaragoza, hasta el volumen impreso bajo la observación y dirección del director de El Periódico de Aragón, Jaime Armengol, han pasado múltiples momentos: investigaciones, colaboraciones, quedadas, búsqueda de material, redacción, maquetación… con sus altos y sus bajos, como todo proceso creativo.  Así, María Pilar Gonzalo, Arturo Bayod y Fran Ríos nos relataron, en representación de todos los autores, todo este brillante proceso de creación, poniéndonos, a la postre, la miel en los labios con una muestra de las fotos y las historias relatadas en ellas por parte de uno de los ponentes, Arturo Bayod.


            Así, lo único que puedo deciros es que, yo que ya he visto el libro, no os lo perdáis.  Un maravilloso recorrido por la Zaragoza de nuestros antepasados, brillantemente recogido y estructurado, con imágenes que pueden llegar a tocar la fibra, todas ellas inéditas, que trasladarán al lector a cada uno de los momentos y épocas que se recogen en las mismas (y no os cuento nada más, quiero dejaros con la intriga jejeje...).  Podréis adquirirlo a partir de mañana día 6 de octubre junto con vuestro ejemplar de El Periódico de Aragón (que conste que éste no es un post patrocinado ¿en?) en vuestro punto de venta de prensa habitual.  No os lo perdáis, os encantará, tanto a zaragozanos como a gente de cualquier otro lugar, ¡palabra de perdida!


ZARAGOZA REVELADA
ANTEAYER FOTOGRÁFICO

Autores: 

Arturo Bayod Blanco
Jesús Crusellas Abián
María Pilar Gonzalo Vidao
Alfonso Martínez Abad
Manuel Ordóñez Gracia
Miguel Pascual Laborda
Fran Ríos Raffo

Editor:

El Periódico de Aragón 

 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Triunfo del amor, de Nao D’amores, disfrutando del festival ZGZ escena



¡¡¡Hola perdid@s!!!  Después de un ajetreado verano de opositora, donde los temas caían como losas uno tras otro y sin tiempo para nada, vuelvo a las andadas con la nueva temporada teatral que, en Zaragoza, comienza con el Festival Internacional de Artes Escénicas de Zaragoza ZGZ Escena, en su primera edición, que se puede disfrutar hasta el 1 de octubre en todos los espacios escénicos de nuestra ciudad, intentando acercar la danza, el circo y el teatro a todos los espectadores.


Tras una época de “sequía teatral” casi absoluta, una vez que vi la programación del festival, comencé a cuadrar fechas porque había varias obras que no me quería perder, y entre ellas se encontraba una apuesta segura:  Triunfo del amor, de Nao D’amores, que se representó el pasado fin de semana en el Teatro de la Estación de Zaragoza; y hablo de “apuesta segura” porque, además de que la tenía “fichada” desde que se representaba en el Teatro de la Abadía, ya había podido disfrutar en otra ocasión de esta compañía con la obra Penal de Ocaña (podéis leer el post pinchando encima), y me encantó.


Foto:  Javier Herrero


Nao D’amores es una compañía segoviana, con Ana Zamora a la cabeza, que intenta recuperar el teatro pre barroco y renacentista, con textos auténticos, sin artificios, y maravillosamente ejecutados con especial atención respecto a la dicción en ese castellano antiguo, ese habla sayaguesa, lengua romance castellana que se utilizaba en la llamada Castilla La Vieja en el siglo XV.  Al principio choca esta pronunciación, pero dota a la obra de una gran solvencia lingüística, transportándote al momento en que la acción se desarrolla.


En esta obra se parte de una serie de textos y músicas de Juan del Enzina, autor renacentista, el “patriarca” del teatro español, que rompió los moldes del teatro que se hacía en la corte, dotándolo de una perspectiva con un toque humanista del que anteriormente carecía, y que marcó toda la obra de los autores posteriores.  Seis actores, una serie de instrumentos musicales renacentistas (órgano, salterio, bajón, flautas de pico, gaita, instrumentos de percusión…) y una escenografía bastante sencilla, son suficientes regalar al público un enorme espectáculo compuesto por diferentes piezas, con el amor como base y trasfondo, que hace experimentar al espectador un montón de sensaciones diferentes arrancándole sonrisas en los momentos más inesperados (de modo aún más intenso si, como yo, tenéis la suerte de poder disfrutarlo directamente en el propio escenario).


Bajo la dirección de Ana Zamora, los distintos personajes se encarnan fundamentalmente por tres actores: Sergio Adillo (magnífico en el papel de pastor), Irene Serrano (con un gracioso papel de ninfa entre otros) y Javier Carramiñana (especialmente con un más que destacable papel de Cupido), que entre textos y danzas te retrotraen al teatro renacentista, más aún con las interpretaciones musicales en directo de Eva Jornet, Rodrigo Muñoz e Isabel Zamora, con una amplia formación y especialización en música antigua.  Un registro distinto pero muy recomendable, que no deja a nadie indiferente.


Por todo ello, sólo puedo recomendaros vehementemente que, si os pilla cerca, no os perdáis esta obra del teatro pre barroco, porque os encantará.  Textos brillantes y maravillosa puesta en escena; un juguete del renacimiento que la compañía ha acercado a nuestros días.  Ya me contaréis, pero es una apuesta segura, en todos los aspectos, que seguro que no os decepcionará, ¡¡¡palabra de perdida!!!


TRIUNFO DEL AMOR
a partir de textos y músicas de Juan del Enzina
NAO D'AMORES
Puntuación 9.5 / 10

Texto y música .- Juan de Enzina
Dramaturgia y dirección .- Ana Zamora

Reparto y músicos:

Sergio Adillo
Javier Carramiñana
Eva Jornet
Irene Serrano
Rodrigo Muñoz
Isabel Zamora